Magosto 2021

Si hubiera un premio al mejor Magosto del mundo, el de este año será recordado como uno de los que merecerían un galardón.

Sin quitarle protagonismo a las castañas, -verdaderas reinas de la celebración-, todo acompañó: un tiempo benévolo, la siempre deliciosa comida que nos preparan, las sinfonías que los profesores prepararon para la ocasión y el entusiasmo y participación de todos en los juegos y competiciones que se organizaron.

Hacía tiempo que no compartíamos una comida juntos fuera del comedor. Por eso todos esperábamos con ilusión la llegada del viernes para venir vestidos con nuestra ropa preferida para celebrar uno de los eventos más esperado por todos. Desde el comienzo del día ya se notaba el ambiente festivo; los adornos en el colegio y las actividades relacionadas con el Magosto dejaron paso, a partir del recreo, al olor de las castañas  que comenzó a invadir nuestras instalaciones.

Con el apetito ya abierto solo fueron dos las condiciones para poder asistir a la celebración en el patio: mascarilla y ganas de disfrutar. No hubo desertores, todos cantamos (con mayor o menor afinación), jugamos, corrimos y volamos (algunos literalmente), para llegar antes a la meta.

Entre aplausos despedimos este Magosto tan especial de reencuentro y esperanza, con la satisfacción de saber que el curso que viene será, si cabe, mejor todavía.

¡VIVA EL MAGOSTO!

Artículos relacionados

Leave a Reply